Historia y valores (II)

13 julio, 2016

Como veníamos analizando en nuestra anterior entrada en este blog, mostrábamos los tres primeros valores que inspiran nuestro trabajo: Natural, Señorial y Familia. En esta entrada, por lo tanto, nos gustaría explicaros los cuatro restantes.

origenTradicional:

El legado heredado a través de la historia de la familia muestra la riqueza de conocimientos sobre técnicas de elaboración, lo que garantiza un producto final puro y natural. Combinamos armoniosamente los procesos clásicos con las últimas técnicas de gestión, con el fin de seguir mejorando la calidad de nuestros vinos y garantizar el mayor nivel de calidad posible. El resultado es un proceso cargado de esfuerzo, dedicación y saber hacer, para ofrecer finalmente un producto potente, sutil, que refleja nuestro amor por el vino y su correcto cuidado en bodega.

Clásico:

El vino es un producto clásico, consumido por nuestros antepasados desde los primeros días de nuestra civilización. De hecho, los arqueólogos encontraron restos de la existencia de vino durante el Neolítico hace 8.000 años, aunque lógicamente este producto distaría mucho de lo que hoy consideramos un buen vino. Fue en el siglo quinto, con la aparición del vino de abadías, cuando el cultivo de la vid y su transformación en vino comenzó a parecerse al proceso actual.

En Señorío del Júcar sabemos que un buen vino exige un preciso control de calidad de la materia prima (la uva) y un correcto seguimiento de la elaboración, pero también consideramos muy importante el legado de nuestros antepasados a la hora de elaborar nuestros vinos. Por eso hoy en día elaboramos vinos afrutados, complejos y agradables, que satisfacen el paladar de una amplia diversidad de clientes, respetando la esencia de la bebida natural.

Elegante:

Como ya es sabido, Señorío del Júcar es una empresa joven y dinámica. Debido a la época en la que nos encontramos, en la que los clientes valoran cada vez más la originalidad, hemos hecho un esfuerzo en diseño para crear una marca con una identidad moderna, que a la vez esté preparada para perdurar en el tiempo. Queremos atraer la atención de nuevos clientes para que prueben nuestros vinos, convencidos de que una vez que los prueben quedarán enamorados de nuestro vinos.

oriundoJúcar:

Aunque aparezca el último en esta entrada de blog, no significa que sea el menos importante de nuestros valores. Nuestra ubicación al lado del río Júcar nos brinda un entorno privilegiado y natural, en el que hemos basado toda nuestra identidad. Tenemos la intención de reflejar la frescura y la dimensión natural de este símbolo en nuestros vinos. Estamos convencidos de que tenemos el deber moral de cuidar nuestro entorno, desarrollándonos de una manera sostenible que proteja el río. Nuestra bodega dispone de una planta donde se depura toda el agua que consumimos, para que cuando retorne al río cause el menor perjuicio en su integridad y biodiversidad.

El Júcar representa a la perfección el espíritu de nuestra nueva filosofía y encarna nuestro cambio de dirección para la elaboración de vinos ecológicos.

Como habrá podido observar nuestro lector durante en estas dos últimas entradas del blog, tenemos muy en cuenta nuestros valores en nuestro trabajo diario, desde la viña hasta su mesa, pasando por nuestra bodega. Si no diéramos tanta importancia a los valores que nos han traído hasta aquí, quizá podríamos hacer otros vinos.

Lo que pasa es que nunca serían NUESTROS VINOS.